Policiales Judiciales

Nueva audiencia por el asesinato de Yohana Suárez

El próximo lunes 27 de mayo tendrá lugar la audiencia de control de pruebas en la causa que tiene a Natalia Bravo como única imputada en el homicidio de su ex pareja Yohana Suárez.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
24/05/2019 -

En tal sentido, el fiscal que llevó adelante las investigaciones Ramón Rubén Alfonzo, desplegará ante el magistrado todas las evidencias recogidas para fundamentar su acusación original. 

Si bien la causa ya fue elevada a juicio, este paso previo permitirá exponer todos los elementos recogidos hasta la fecha para incriminar a Bravo por el homicidio que tuvo lugar en el domicilio de la víctima en el barrio 8 de Abril. 

De la audiencia participará también la defensa técnica de Bravo, la que tendrá oportunidad de rechazar las evidencias que se presenten ante el juez designado a tal efecto. 

Evidencias

El Fiscal Alfonzó señaló que se han logrado reunir una importante cantidad de evidencia probatoria para fundamentar su acusación, que tiene como principal finalidad demostrar que Natalia Bravo fue la autora del crimen de Suárez, el que fue calificado como homicidio agravado por el vínculo.

Para tal fin se presentarán testigos que vieron a Bravo ese día ir y venir del domicilio de la víctima, con movimientos que llamaron su atención.

También se presentarán informes técnicos que indican cómo se efectuó el ataque sufrido por la víctima, la que murió ahogada al ser estrangulada con un lazo. Además de pericias psicológicas y grafológicas de la imputada. Estas y otras evidencias serán presentados ante el magistrado, quien decidirá si ameritan ser considerados como pruebas durante el juicio.

El móvil del crimen 

La historia comenzó el 7 de septiembre de 2017. En calle Las Heras del Bº La Católica, un familiar halló el cuerpo de Yohana Suárez, de 20 años. La víctima tenía un cable rodeándole el cuello. La primera impresión fue que se trató de un suicidio.

La primera testigo fue Natalia Bravo, quien habría señalado a la policía que halló pendiendo de un cable a Suárez, que trató de auxiliarla, pero ya era tarde.

Algo no cerraba desde el principio. Los investigadores establecieron que alrededor del cuello de la víctima tenía atado un cable. Éste llegaba hasta una viga, pero su extensión era más larga que la altura que separaba al suelo con el techo.

A ello se añadía que la marca en el cuello de Suárez era transversal, pero sin dejar una "huella corrida", como suele darse en suicidios de tales características.

La policía empezó a investigar en el entorno de la víctima y descubrió que había terminado una relación afectiva con Natalia del Carmen Bravo, alias "Pitu", domiciliada en el Bº 8 de Abril.

Al adentrarse más en la vida de ambas, la División Homicidios y Delitos Complejos supo que Suárez había puesto fin a seis años de noviazgo y habría iniciado una relación con un joven.

Últimas noticias